REDESCUBRE EL PLACER DE LA LECTURA

Silvia Ferrasse: «La comedia y la tragedia crean las mejores historias de amor»

Silvia Ferrasse escritora
Greta libros con Garbo monograma G

Esta joven escritora y criminóloga madrileña es la autora de Flores de papel, una novela romántica nada edulcorada. De cómo llegó hasta esta historia, de sus retos como creadora y de sus gustos como lectora hablamos con ella largo y tendido en esta entrevista concedida en exclusiva al club de Greta.

Se llama Silvia Ferrasse pero en redes es más conocida como Silthesia. Es la autora de Flores de papel (Ed. Suma de Letras), una historia desgarradora donde el romance convive con elementos poco habituales en el género romántico como son la enfermedad, los abusos y la precariedad laboral. Pero aunque los mimbres de la novela -que escribió en apenas cuatro meses, por cierto- están lejos de ser idílicos, Ferrasse lo compensa con grandes dosis de ternura, humor, sororidad y optimismo a medida que avanza la trama.

Tras leer su novela nos quedamos con ganas de saber más (y nuestras lectoras de la colección Romántica también) sobre esta joven autora madrileña. Ferrasse ha concedido una entrevista al club de Greta donde, entre otras cosas, descubrimos que a esta escritora por vocación y criminóloga de profesión le encanta «pasar el tiempo frente al ordenador; delante y detrás de una cámara; con un libro en las manos, haciendo manualidades o encerrada en un cine». Y si os parece demasiado… aún le queda tiempo libre para ir a conciertos, teatro, practicar deporte y viajar.

PREGUNTA. ¿Cuál ha sido el punto de partida para comenzar a escribir Flores de papel?

RESPUESTA. Todo surgió de manera orgánica tras tener un par de charlas con mis editores. Tenía claro desde el principio que la historia que sacase con ellos quería que reflejase del mejor modo mi esencia como persona que escribe. Lara [protagonista de la novela] apareció en mi mente una tarde en una cafetería y desde ese instante no pude dejar de pensar en ella y su historia. En tres días tenía montada la escaleta y lo que hice con los otros cuatro [días] de la semana fue terminar de encajar los flecos sobre los que no estaba tan segura. Lo bonito de escribir es que, al final, muchas veces las historias se te presentan y tú solo puedes ponerlas sobre el papel para que dejen de ocupar tu mente día y noche.

P-. El contexto social juega un papel muy importante en Flores de papel. ¿Cómo te documentaste para retratar una realidad y unos personajes con circunstancias tan duras?

R-. En todas las novelas que tengo escritas hasta la fecha siempre hay un cierto componente social de crítica. He intentado suprimir en muchas ocasiones esa parte al escribir, pero ya he asumido que no puedo y soy muy consciente de que un libro, pese a poder ser tratado como entretenimiento, también es un altavoz y yo con el mío quiero intentar lanzar buenos mensajes, quiero hacer pensar y reflexionar a la gente.

Cuando surgió la idea de Lara, regresé a mis orígenes, al barrio en el que me he criado y en el que siguen viviendo algunos de mis familiares, por lo que la documentación se ha basado en parte de mis recuerdos, parte de entrevistas que he tenido con familiares y vecinos, además de propios hechos que han ocurrido en dicho barrio y que pasan tal cual en la novela.

P-. Elísabet Benavent reconoce que utiliza las confesiones de sus amigas como material para sus novelas. ¿Tú también activas la grabadora mental cuando estás de cañas y vinos con amigos?

R-. Jajajajajajaja. No es tanto activar una grabadora mental como que al final la realidad alimenta la ficción y eso es inevitable. A través de las vivencias de las personas que nos rodean creamos realidades alternativas, mundos paralelos a los que damos vida gracias a las letras. En muchas de mis historias lo que hago es recrear escenas que me hubiese gustado que hubiesen tenido otro final o bien momentos que nunca ocurrieron y me quedé con el «¿y si…?» que me quema en las puntas de los dedos y me obliga a imaginar nuevos escenarios.

P-. ¿Tienes alguna manía o ritual a la hora de escribir?

R-. Intento no tenerlos porque considero que eso me puede llevar a un bloqueo y es algo muy frustrante. Lo único que necesito es estar tranquila, por eso en los períodos de más estrés lo paso fatal porque no soy capaz de concentrarme en la historia y la vida real llega arrasando con todo en mi cabeza. Pero he escrito escenas enteras en notas en el móvil en mitad de un trayecto en metro o bien cuando salgo a pasear, que es un momento en el que más se activa mi creatividad.

Silvia Ferrasse escritora

P-. ¿Cómo lo compaginas con tu trabajo a jornada completa?

R-. Es difícil. Sobre todo, en períodos de entrega porque trabajar mis ocho horas diarias y luego tener la mente despejada para ser creativa no es tan sencillo. Hay ocasiones en las que me he levantado a las cuatro de la mañana solo para poder tener unas horas previas al trabajo en las que aún estoy fresca y escribir ciertas escenas con la mente despejada de preocupaciones laborales. Lo bonito que tiene la escritura es que también me ayuda a desprenderme del estrés diario y puedo darle forma a ciertas emociones.

P-. ¿Qué opinan en tu entorno? ¿Te animan en tu faceta como escritora?

R-. ¡Muchísimo! En ese aspecto siempre he tenido mucha suerte. Mi familia y amigos, desde que se enteraron de que escribo, me han estado animando a que comparta las historias. Parece que tanto insistir al final ha tenido sus frutos porque siempre me ha dado cierto apuro compartir lo que creo.

P-. ¿Te gustaría dedicarte en exclusiva a la escritura?

R-. Eso es algo que solo unas pocas personas pueden lograr y, sin querer ser negativa, lo veo muy lejos de mi alcance. En esta vida hay que ser realista y ni se me pasa por la cabeza poder vivir en exclusiva de mis libros. Además, el mundo editorial es muy cambiante, está lleno de modas y es una auténtica lotería, por lo que no creo que vaya a sucederme (jajajajaja). Ojalá llegase el día, de ese modo podría ser más prolífica y completaría más proyectos que tengo en el cajón, lo cual me haría muy feliz. Sin embargo, de momento me quedo con mi trabajo de cuarenta horas semanales y esto lo reservo y atesoro como una oportunidad de salir un poco de la rutina.

INTIMIDAD CON LAS LECTORAS

Como le ocurre a otras tantas escritoras, a Ferrasse la mayor satisfacción de haber publicado Flores de papel es la de establecer un vínculo íntimo con las lectoras de su novela. «Me sigue pareciendo uno de los actos de cariño más bonitos que le puedes otorgar a una desconocida y a mí me alegran los días». En concreto, Ferrasse recuerda a una chica que «me escribió hablando sobre cómo había empatizado muchísimo con Lara por la situación que vive y el cómo las escenas con Doña Carmen parecían sacadas de su vida porque su abuela también sufre de alzhéimer y era como verse entre las páginas de la historia».

Los mensajes de las lectoras a Ferrasse la conmueven hasta el punto de quedarse sin palabras, «solo una sensación de calidez en el pecho que es indescriptible».

P-. ¿Quién es tu lector más crítico hasta la fecha?

R-. Podría decir que yo misma. Mis amigas y lectoras cero han sufrido mis autoexigencias y saben que no soy nada amable conmigo misma. Aunque yo creo que me supera mi padre. Sin ningún tipo de filtro me da la opinión y no existen las tiritas. Lo bueno es que me ayuda a desarrollar una mejor versión de las historias antes de que caigan en manos del resto y también me prepara para las peores críticas.

P-. ¿Te influyen las opiniones negativas?

R-. A todo el mundo le influyen las opiniones negativas, pero soy consciente de que lo que se critica es mi trabajo, algo externo, algo que no soy yo, y no a mi persona. Además, la gente debe hablar de las historias que leen, yo misma lo hago en mis redes sociales. Por lo que siempre intento ver qué se me da en esa reseña, ¿está esa persona dándome consejos para mejorar? Si es así, lo tomo en cuenta y hago un ejercicio de reflexión, que siempre viene bien. Si, por el contrario, es simplemente un comentario que trata de ser hiriente, lo entiendo, lo respeto, pero no me centro en él porque no me aporta nada para mejorar mis proyectos.

“Mis dos autores de cabecera son Jane Austen y Federico García Lorca. Son los que nutren mucho el cómo y el por qué escribo. También Bécquer y Rosa Montero”

P-. ¿Qué novela te ha costado más escribir hasta la fecha?

R-. La que más, sin duda, la primera que autopubliqué porque era también como el primer gran salto que daba y estaba aterrorizada. Recuerdo hacer las correcciones con unos nervios horribles porque al final era consciente de que esa historia iba a ver la luz y no sabía cómo sentirme al respecto.

P-. ¿Y con la que más has disfrutado?

R-. Confieso que disfruto con todas pero, a nivel de creación, Distancia Focal (que es un proyecto que estoy desarrollando en Wattpad y que es un proyecto de trabajo constante), me ha dado muchos momentos muy divertidos, en especial porque son las lectoras con sus votos quienes eligen lo que va a pasar en el siguiente capítulo, por lo que a mí me retan y me sacan de mi zona de confort.

P-. ¿Cuáles son tus referentes literarios?

R-. Mis dos autores de cabecera son Jane Austen y Federico García Lorca. Son los que nutren mucho cómo escribo y por qué escribo lo que escribo. Aunque no solo ellos, también Bécquer es otro de mis grandes amados. Y Rosa Montero, ante la cual siempre me rindo porque tiene una de las plumas más espectaculares que he leído en mi vida. Sin dejar de lado a Elísabet Benavent, que me ha enseñado que la comedia y la tragedia pueden y crean las mejores historias de amor.

P-. Descubriste tu pasión por la lectura a los 13 años. ¿Cómo y con qué libro fue?

R-. Esto es muy divertido porque a todo el mundo le sorprende que, escribiendo ahora, no haya sido amante de los libros desde que era bebé, pero es que para mí un libro era sinónimo de deberes para el colegio y no concebía que pudiese haber libros que me hiciesen soñar, era una niña enganchada a sus videojuegos. Lo bueno es que di con un grandísimo profesor en mi último año de colegio y empezamos a leer en clase Finis Mundi de Laura Gallego y me di cuenta de que quizá aquello no estaba tan mal. Fue después con Memorias de Idhún y Harry Potter que confirmé que aquello me encantaba. Por eso soy de las que piensa que para que una persona tome como hábito la lectura debe empezar leyendo muchas cosas distintas y ver cuál de ellas atrapa su atención. Cuando lo haces… descubres mil mundos nuevos.

Silvia Ferrasse escritora

P-. ¿Entonces los lectores no nacen, se hacen?

R-.  Estoy cien por cien segura. Lo único es saber encontrar el libro perfecto en el momento adecuado. De ahí la importancia de tratar de leer todo lo que cae en nuestras manos y darle una oportunidad para ver si despierta nuestro interés, ¡sin importar lo que diga el resto de gente sobre lo que leemos!

ESCRITORA SIN LÍMITES

Aunque Ferrasse se ha decantado hasta ahora por la novela romántica, no descarta probar con otros géneros literarios. «Lo que más me gusta de escribir es que no tienes por qué ponerte barreras. Entiendo que hay ciertos autores que disfrutan mucho un único género y prefieren no explorar otros, pero yo en el cajón tengo thriller, fantasía, fantasía épica, distopías, historias sobrenaturales… Al final mi imaginación vaga allá donde puede y no me gusta ponerle límites».

Y si como escritora se declara ecléctica (o con aspiración a serlo), también como lectora sus gustos literarios abarcan desde la novela negra a la fantasía, el ensayo, teatro o poesía. «Lo que caiga en mis manos tiene una oportunidad».

P-. ¿Por qué crees que el género romántico se lee tanto y sin embargo sigue considerándose un género menor?

R-. Porque como es el género más leído por las mujeres, se castiga. Siempre que hay algo que triunfa entre el género femenino se suele degradar y, si somos sinceras, algunas de las mejores novelas que se han escrito a lo largo de la historia son justo romances.

Puede parecer que hemos avanzado, pero se siguen prejuzgando los géneros dependiendo de a quién estén supuestamente enfocados y también por quién los escribe. Es por ello por lo que se tiene que seguir defendiendo a la comunidad lectora y también a las mujeres que escriben. Hay que tener muy presente que hasta hace bien poco, si hablamos en términos históricos, las mujeres tenían prohibido leer y también tenían prohibido crear bajo su propio nombre, por lo que eran empujadas al pseudónimo.

P-. ¿Qué le dirías a otras autoras que están comenzando a publicar?

R-. Que escriban sobre lo que ellas quieran y les guste. Forzar la escritura por algo o alguien nunca sale bien. Y que pierdan el miedo a equivocarse, de los errores se aprende.

P-. ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto que se pueda compartir?

R-. Siempre estoy con la cabeza en los siguientes proyectos, pero de momento son secretos.

P-. Y cuando Silvia Ferrasse se pierda este verano, ¿dónde podremos encontrarla?

R-. En cualquier playa de España, o si es en Madrid, en pleno Retiro.

LAS LECTURAS DE SILVIA FERRASSE

¿Qué libro nos recomendarías para un día en la playa?

Mi isla de Elísabet Benavent.

…un viaje en avión?

Bajo la piel de Ricardo Carrasco.

…una mañana en la piscina?

Piso para dos de Beth O’Leary.

…un viaje en solitario?

Kim Ji-young, nacida en 1982 de Cho Nam-joo.

Comparte el post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Foro de Greta:
¡Tenéis mucho que aportar!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Greta Libros con Garbo. Finalidad: Registrar tu comentario en la web. Legitimación: Consentimiento. Cesiones de datos y transferencias: No se realizan cesiones, salvo a los proveedores de servicios de alojamiento de los servidores ubicados dentro de la UE. Derechos: Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a hola@gretalibroscongarbo.com

  Acepto la política de privacidad

Carrito de compra
Iniciar chat
1
¡Hola! ¿necesitas ayuda?
Greta Libros con Garbo
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?