¡COMIENZA EL CURSO CON LA MEJOR SUSCRIPCIÓN LITERARIA DEL MOMENTO!
¡RECIBE UNA NOVELA SORPRESA SIN MOVERTE DE CASA!
Greta WhatsApp

Elísabet Benavent y los destinos de su última novela

Desde cafeterías con solera en el centro de Madrid a un jardín encantado en Vigo, una taquería mexicana en Barcelona, una visita nocturna al Louvre o un hotel burbuja en Toledo. Elísabet Benavent no solo nos hace viajar en el tiempo con la historia de Miranda y Tristán, también nos despierta las ganas de hacer las maletas y descubrir nuevos destinos dentro y fuera de España.

Ruta por los destinos de la novela de Elísabet Benavent.
Foto: Unsplash

La escritora Elísabet Benavent (Valencia, 1984) tiene la virtud de hacernos reír, llorar, suspirar, soñar y viajar en un solo párrafo. Su última novela, Todas esas cosas que te diré mañana (Ed. Suma de Letras), no es la excepción. De la primera a la última página, esta historia es una declaración de intenciones (debemos ser fieles a nuestras ideas y convicciones) pero también una guía de viajes que comienza en el centro de Madrid y nos lleva por distintos rincones de nuestra geografía (ojo si aún no has terminado de leer la novela porque este reportaje puede contener algún spoiler).

Comencemos. Y lo hacemos en la terraza de una cafetería de la calle Fuencarral, en el barrio madrileño de Chueca. Una vía que es peatonal en el tramo que arranca en su confluencia con Gran Vía y que reúne un buen puñado de tiendas de moda, decoración y cosmética, por no mencionar sus míticos cines. Pero  los personajes de Benavent, como ella misma, se dejan ver por otras muchas direcciones del centro: desde El Amor Hermoso Bar (La Palma, 62), local agradable con buena música y un (re)conocido buffet de ensaladas hasta el Café de la Luz (La Puebla, 8), un pintoresco espacio decorado con muebles de segunda mano en Malasaña, donde a Miranda le gusta tomarse un café mientras lee Madame Bovary.

Seguimos esta ruta, ahora en Corazón Bar (Valverde, 44), un bar de copas con aire de antiguo club inglés y una carta variada de cócteles y platos eclécticos, para continuar en dos locales con solera de Carabanchel: Patanel (Pedro Diez, 21), especializado en cervezas artesanas; y Ultramarinos La Cortá (La Oca, 15), ideal para un café, cervezas y quesos. Benavent también nos lleva a Chamberí, en concreto al gastro bar Ostras Pedrín (Cardenal Cisneros, 39), una marisquería de barrio inaugurada a finales de 2018 siguiendo el éxito de su hermana mayor en la ciudad de Valencia.

Corazón Bar, ruta por la novela de Elísabet Benavent en Madrid

Benavent escoge el Mercado de San Fernando (Embajadores, 41) para uno de los hitos más importantes en la historia de toda pareja: conocer a los amigos de tu media naranja. Este tradicional mercado de abastos en  Lavapiés, reconvertido en un espacio gastronómico con una propuesta variada y actual, será el lugar donde Tristán presente a Miranda a sus amigos entre cerveza y cerveza.

Y para hacer las presentaciones a la inversa, que Tristán conozca al padre de Miranda, se van hasta uno de los restaurantes al borde del lago en la Casa de Campo, uno de los pulmones verdes más importantes de Madrid que se ha puesto de moda con la apertura de locales como Café del Lago, Villa Verbena, Contramar o El Ancla del Lago.

En el cumpleaños de Tristán, además de empacharnos a huevos Kinder, descubrimos dos lugares: Modesta Librería (Modesto Lafuente, 31), un negocio familiar y sin alardes consagrado a los libros en el barrio de Chamberí; y Nagoya (Trafalgar, 7), restaurante japonés con solera (abierto desde 1999, es uno de los más antiguos de Madrid junto a Naomi y Mikado).

DE PARÍS A VIGO

Además de llevarles por los recovecos madrileños de Chueca, Malasaña, Justicia y La Latina (“para domingos de chocolate y churros, bocadillo de calamares, cafeterías donde sentirse en casa”), Benavent pone en ruta a sus personajes.

Miranda, por ejemplo, tiene un viaje de trabajo a París al que la acompaña Tristán. Se alojarán en el espectacular hotel de cinco estrellas Shangri-La, levantado en lo que fue la residencia del príncipe Roland Napoleón Bonaparte. Juntos asistirán a una exclusiva cena de cóctel por la noche en el Museo del Louvre además de reservar en el restaurante Coco (el real se escribe CoCo), un precioso local decorado al estilo Art Déco dentro de la Ópera Garnier (1 Pl. Jacques Rouché) y célebre por su brunch. Y aunque se trata de un viaje exprés, en la capital francesa los protagonistas también pasearán hasta la Madeleine, los jardines alrededor de la plaza de la Concordia y los de las Tullerías.

Museo del Louvre en París, destino de la novela de Elísabet Benavent.

De vuelta en España, la novela nos lleva hasta Vigo en un par de ocasiones. En esta ciudad gallega Benavent nos descubre la pastelería El Molino, con distintos locales repartidos por la ciudad y célebre por sus tejas cubiertas de chocolate, bombones y tarta de té, entre otras delicias dulces; el parque de A Riouxa, en el barrio obrero de Teis, ideado por el arquitecto catalán Ricardo Bofill y donde los robles conviven con especies como el castaño de indias; el restaurante con estrella Michelin Silabario (Rúa do Príncipe), situado bajo la cúpula de acero y cristal del edificio RC Celta y donde Miranda, junto a la familia de Tristán, da buena cuenta de exquisiteces como steak tartar de vaca gallega, anchoas de Castro Urdiales, ostras, croquetas de pato y erizo de mar, berberechos, cigalas y nécoras.

De Pontevedra también descubriremos gracias a Benavent el cabo Finisterre y el Bosque Encantado de Aldán. El primero es la etapa culmen del Camino de Santiago; coronado por un pequeño faro y vientos impetuosos, regala amaneceres increíbles rodeados de puro Atlántico. Mientras que Aldán, un bosque en la finca de O Frendoal (concejo de Cangas), está envuelto en un halo de magia al que contribuyen su castillo de cuento de hadas abandonado, un acueducto de piedra y bancos levantados a partir de antiguos sarcófagos. “Escalofriante y romántico a la par”, en palabras de Benavent.

Cabo Finisterre, destino en la novela de Elísabet Benavent.

Y de Galicia a Cataluña. Miranda y Tristán viajarán a Barcelona, donde nos ponen tras la pista de la Gastro Taquería Mexicana (Paris, 38); del hotel Arts de cinco estrellas y su suite Mediterráneo en la planta 32, con vistas al mar y a la Ciudad Condal; y del restaurante multiespacio El Nacional (Paseo de Gracia, 24 bis), donde los protagonistas se decantan por su barra de ostras y cava.  

Benavent también hace un guiño a Tenerife. En la isla canaria sus protagonistas se apuntan a una excursión para observar ballenas piloto en mar abierto. Aunque para escapada romántica, la del hotel burbuja en Toledo. Un alojamiento muy particular… y muy real. Situado en Hormigos, Miluna Open Rooms cuenta con suites esféricas y translúcidas con telescopios para contemplar las estrellas además de ofrecer un jardín privado con jacuzzi, bañera o ducha con vistas al cielo (desde 249 €/noche).

¿Apetece o no viajar después de leer la última novela de Benavent?

ASÍ SUENA LA HISTORIA DE TRISTÁN Y MIRANDA

Además de las referencias viajeras de Todas esas cosas que te diré mañana, Benavent nos regala un buen puñado de pistas literarias, cinematográficas y musicales. En Greta hemos preparado en Spotify una playlist con todas las canciones que mueven y conmueven a Miranda y Tristán. ¿Te animas a escucharla? Accede a través del QR.

Playlist de canciones de la novela de Elísabet Benavent.

Foro de Greta:
¡Tenéis mucho que aportar!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra