¡COMIENZA EL CURSO CON LA MEJOR SUSCRIPCIÓN LITERARIA DEL MOMENTO!
¡RECIBE UNA NOVELA SORPRESA SIN MOVERTE DE CASA!
Greta WhatsApp

Dar una segunda oportunidad en el amor… ¿es posible?

Contenido exclusivo para suscriptoras

¿Ya eres miembro? O si tienes un código de acceso:

En ‘La novela del verano’, el libro de Emily Henry que os mandamos por sorpresa en julio a las suscriptoras de la colección Romántica, sus protagonistas se (re)encuentran y protagonizan una historia de amor muy especial que a todas os ha encantado. ¿Pero la segunda oportunidad en el amor es posible o un mito que alimenta las comedias románticas? Nuestra psicóloga y sexóloga favorita, Ana Sierra, os da la respuesta.

Pedir una segunda oportunidad al amor
¿Podemos pedir una segunda oportunidad al amor? | Fotos: Unsplash

Todos los amores dejan surco en nuestra memoria emocional, pero los primeros marcan a fuego. Quizá porque nos abren a un mundo desconocido, lleno de ganas, incertidumbre, de emociones inexploradas, descontroladas y tan deseadas como temidas.

A veces el primer amor es descartado por inmadurez, ambición o hambre… de nuevas experiencias. Demasiado pronto para dejar pasar la rutina a nuestra vida.

Otras veces no sabemos ni por qué, pero decimos adiós o desaparece la magia como arena de playa que se escapa entre los dedos de una mano. Una palma abierta que ya no aplaude ni consigue retener esa arenilla repleta de primeras veces; algunas de ellas solo dueñas de nuestra imaginación, pero en definitiva, nuestras. Ni cerrando el puño se retiene lo que se ha de soltar, nos guste o no.

Porque, si hay algo complicado, es entender que hay cosas que no cuajan y que nuestra vida va a tener que seguir sin ese amor. Ese. Habrá más, pero ¿y ese?

Ese que quizá no llegó a conocerte mucho ni a recorrerte por dentro, como otros más adelante lo harán. Pero es que ese quizá se quedó clavadito, como una astilla minúscula que parece que no molesta, pero cuando se roza, sientes que sigue ahí.

Pedir segunda oportunidad al amor

PEDIR UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD AL AMOR

Creo que los primeros amores se idealizan. A veces todos. Pero esos, más. Algunos es que eran ideales, si es que algo lo es; pero no confiamos que pudiéramos encontrar tanto a la primera.

Visto de lejos, en ocasiones para justificar la pérdida, la relación era terrible, aburrida o abusiva. En otras ocasiones lo era de verdad. O directamente la otra parte fue quien no quiso NADA. Pero idealizamos ¡y listo!

Así, con todo este batiburrillo, y muchos más que no cuento, no sería nada raro encontrarnos, años más tarde, pidiendo una segunda oportunidad al amor: léase llamadas a un ex novio, rollo, compañero de clase o trabajo, para tomar café, charlar y recordar viejos tiempos.

Nostalgia lo llaman. Pero podemos llamarlo soledad, enganche, desesperación, falta de sexo o amor del bueno. ¿Por qué no? También humildad para reconocer no solo los errores, si no que aún queda algo que nos mueve, ¡vaya si lo hace! Pero, ¿hacia dónde y para qué?

¿Se le puede pedir una segunda oportunidad al amor? Reciclar una historia que no fue la esperada, pero que sembró lo suficiente -quizá poco- para crecer pasados los años.

Puede ser… o no. La cuestión es que, aun siendo los mismos, ya no lo somos. Ahora igual tenemos las suficientes raíces y el jardín bien abonado para saber cuidarlo y dejarnos cuidar por quien protagonizó aquello que, en su momento, ni llegó a brotar.

Pedir segunda oportunidad al amor

REALIDAD O AMOR DE NOVELA

Pero, ¿es posible retomar las cosas donde se quedaron o es un invento de las comedias románticas?

Pues lo segundo tiene muchas papeletas, sí. Y en cuanto a lo primero, considero que nada se retoma donde se quedó, por suerte. La experiencia es un grado, dicen. Así que eso nos puede ofrecer otra oportunidad real; siempre que ambos hayan crecido en una dirección similar, pudiendo reconocerse en el amplio sentido de la palabra. No sé, quizá me arriesgo pero, si encuentro al mismo, yo huyo. ¿Es que acaso estuvo en una cueva?

¡Pero espera! Quizá que en algún aspecto lo siga siendo me ayude a reencontrarme con algo que dejé ir de mí, de nosotros. Habrá que arriesgarse, ¿qué es lo peor que nos puede pasar?

¿Y si sale bien?


Ana Sierra es psicóloga, sexóloga, escritora, docente y comunicadora. Ha escrito los libros Conversaciones sexuales con mi abuela. Una divertida guía de mindfulsex para todos (2017)  y Felices por la vida. Tú felicidad donde nunca la has buscado (2022), ambos de Kailas Editorial. Puedes seguirla en redes en @anasierraes

Foro de Greta:
¡Tenéis mucho que aportar!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra